Torre de Santa María

La torre de la desaparecida iglesia de Santa María la Mayor, restaurada recientemente como un espléndido mirador del casco histórico, complementa la sala de Exposiciones de la Capilla del Oidor,  invitándonos a recorrer la ciudad a vista de pájaro. En este lugar, en la Edad Media, fuera de las murallas de la villa, estaba la ermita de S. Juan Bautista (llamado de los Caballeros). El año 1449, el Arzobispo Carrillo traslada a esta ermita la Parroquia de Santa María la Mayor y diez años después la dota de “torre y campanas”. En 1553 se inició la construcción de la que pretendían fuera una gran iglesia, tirando en parte la ermita. Será en los primeros años del siglo XIX cuando se levanta la torre que cambió el chapitel y restauró la escalera, ya en el siglo XX,  tras un incendio fortuito. 109 escalones y 34 metros nos conducen por la vida y las obras del insigne Miguel de Cervantes. Junto a esta torre se encontró la capilla bautismal de la iglesia, lugar donde un 9 de octubre de 1547 fue bautizado el autor del Quijote. Además, la subida a la torre propone un reto encriptado que sorprenderá al visitante. Sistema de Audio Guía en español y en inglés con una completa explicación de los edificios que se pueden contemplar desde el mirador de la Torre.

Dirección: Plaza de Cervantes, s/n

Horario: Sábados: 11:30, 12:00, 16:30, 17:00 h.
Domingos: 11:30, 12:30 h.

Precio: